Saltar al contenido

Botiquín de viaje

Cuando viajamos al extranjero muy probablemente los fármacos que tomamos no se comercializan en ese país, o si los comercializan es con otro nombre. Y si no viajamos hacia el extranjero, debemos llevar un botiquín de viaje con nosotros por igual.
Por esta razón es recomendable llevar un botiquín con los elementos básicos para poder aliviar cualquier tipo de dolor con el medicamento correspondiente que llevamos en el botiquín.

El tipo de fármaco y de producto sanitario que necesitemos estará en función de la salud de los viajeros y del tipo de actividad peligrosa que pretendamos hacer durante el viaje.

Es recomendable llevar un botiquín con fármacos para aliviar los problemas más comunes cómo diarrea o otros trastornos del aparato digestivo (acidez, gases, etc), mareos, resfriados, picaduras de insectos, mordeduras, alergias, exposiciones al sol, heridas, ampollas, contusiones y siempre el material básico de curación (gasas, tiritas, vendas, agua oxigenada…).

 

error: Content is protected !!